Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
La ferretería es el lugar al que acudimos desde hace muchos años, cada vez que necesitamos hacerle copia a una llave, por eso, es probable que pienses que sólo es posible hacerla con una máquina duplicadora de llaves.
El duplicado de la llave en la ferretería, está empezando a ser reemplazado por quioscos con tecnología digital. Con tu llave previamente fotografiada, acudes a uno de estos aparatos para imprimirla.
La tecnología disponible en nuestros días está redefiniendo mucho de lo que conocemos. Hoy es posible hacer la copia de la llave incluso desde la comodidad de tu casa, con tu propia impresora 3D. Quién diría que alguna vez haríamos este trabajo de cerrajeros sin el ¿conocimiento necesario?
Desde un punto de vista negativo, existe un software con el cual es posible imprimir cualquier llave, usando solo una foto de la llave y una foto frontal de la cerradura. Aquellas llaves restringidas “de seguridad” ya no lo son.
Volviendo al mundo no digitalizado, siempre ha sido posible hacer la copia de una llave, sin la actual impresora 3D y sin la tradicional máquina duplicadora, desde casa.
Guía Para Hacer Un Duplicado De Llave Casero Artesanal
Este método es para duplicar llaves dentadas, no planas. Es poco probable que necesites hacer una copia con este sistema, pero tu manera de ver el copiado de una llave va a cambiar.
Un duplicado artesanal puede hacerse con plástico, usando el cuerpo de una botella de soda, o con lata, utilizando la tapa de una lata de conserva. Un plástico muy rígido no sirve porque puede quebrarse al intentar girar la llave. El cuerpo de una lata de soda no sirve porque se deforma con facilidad.
Para hacer un duplicado de llave casero artesanal, necesitarás:
Un yesquero
Una pinza
Una Tijera pequeña
Cinta adhesiva transparente
Una lata de conserva o una botella plástica de soda
La llave original
Comencemos:
Si vas a usar una lata, corta la tapa. Si vas a usar un plástico, del cuerpo de la botella, corta un trozo un poco más grande que la llave.
Con la pinza, sujeta la llave por el ojo, es decir, por donde la sujetas para abrir la cerradura.
Enciende el yesquero y coloca el paletón de la llave al fuego hasta que se ennegrezca. El paletón es todo el cuerpo largo de la llave que entra en el cilindro de la cerradura.
Deja enfriar la llave, con la parte tiznada hacia arriba.
Corta un trozo de la cinta adhesiva transparente y colócala sobre la llave. Con tus dedos, frota la cinta sobre el paletón.
Despega la cinta adhesiva, el tizne le habrá dejado marcado el diseño de la llave.
Pega la cinta con el diseño a la tapa de la lata o al trozo de plástico.
Con una tijera corta el diseño de la llave. Debes cuidar cortar exactamente el diseño para que las muescas puedan funcionar. Para lograr el corte dentado tendrás que usar una tijera pequeña o cúter. En el patrón no queda transferido el ojo, hazle uno para que puedas sujetar el duplicado.
Une las dos llaves para comparar que los paletones han quedado igual y corrige si es necesario.
Listo, tienes una copia casera artesanal de tu llave, hecha por ti mismo, sin conocimientos de cerrajería, sin máquinas duplicadoras, ni impresora 3D.
Puedes llevarla en tu cartera para casos de emergencia, pero debes usarla con precaución, no podrás ejercer la misma fuerza que aplicas con tu llave común; no quieres que se parta y se atore dentro del cilindro de tu cerradura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies